lunes, 7 de mayo de 2007

Matar o Morir.

Hace mucho tiempo que pense que los humanos habiamos dejado de competir por nuestro entorno...estaba equivocado.

Vivo en una pequeña locación que se encuentra ubicada en un medio ambiente que es combinación de pantanos y selvas en donde aun existe la sobrevivencia del mas apto.

La semana pasada, el miercoles para ser mas exactos tuve que acabar con un alacran, fue una lucha meritoria, pero lo que voy a relatar a continuacion no tiene comparación.

Ayer por la noche despues de un dia ajetreado me encontraba relajandome jugando Los descubridores de Catán que acababa de descargar del xbox market place y charlando placidamente con mi querido Lord Kevin Lomax cuando decidi que era un buen momento para llamar a mi Madre, al levantarme para hacerlo tuve la intención de hacer una escala técnica en el baño pero al abrir la puerta de este y posar mi planta desnuda en el piso senti una superficie extraña, ante lo cual retire el pie lo antes posible y trate de identifica que era lo que habia sentido, al observar el suelo me encontre un una aterradora zarpa de un reptil que por suerte habia atrapado entre la pared y la puerta del baño.

En un principio quede paralizado de terror, acaso iba a tener nuevamente una lucha para salvar mi vida? yo que tanto aborrezco el uso de la violencia pero en fin en estas situaciones uno no puede escoger, asi que sin mas cerre cuidadosamente la puerta y sali en busca de un arma.

Pero que podia yo usar? La escoba, no en esa situacion no me serviria, sali al patio y lo unico que encontre fue una varilla que de haberla usado lo mas probable es que el bicho y yo mismo hubieramos muerto de tetanos, oh, como desee tener una Magnum .500 en ese momento, cuando en lo peor de mi desesperacion; como en una vision del cielo aparecio mi casera!!! ni tardo ni perezoso corri a su encuentro y con toda la urgencia que la situacion ameritaba le pedí, no, mas bien, le exigí un machete ella inquirio el porque de esa necesidad asi que en dos minutos la puse al corriente de todo, me dijo tengo uno en casa, acompañeme; asi que sin mas tuve que alejarme media cuadra de mis dominios y solo podia imaginar los destrozos que la criatura estaria causando en mi vivienda.

Despues de buscar y rebuscar aparecio la dueña y me dijo "no halle el machete pero le puedo prestar esto" cual seria mi desilusion al ver que el arma que se me presentaba era mas bien un cuchillo cebollero.

Asi que sin mas tomando solo la precaucion de vestir un pantalon grueso y ponerme mis botas, armado tan solo con un cuchillote en una mano y el bote de insecticida en la otra, más todo el valor que pude reunir entre al baño nuevamente tras una desenfrenada persecución logré acorralar nuevamente al monstruo entre la pared y la puerta del baño, y en ese preciso momento me di cuenta de que...debí haber llevado la escoba!!! o yo que menosprecie su poder salvador ahora me encontraba imposibilitado para ir en su busca, no podia acercar la mano y el cuchillo era demasiado corto pero bueno lo que los recursos limitan el ingenio lo compensa, asi que me las arregle para seguir haciendo presion en un lado de la puerta mientras que por el otro utilizaba el insecticida para rociarla, sabia que no la mataria pero esperaba al menos atontarla para que fuera mas facil de cazar, fuera esto o fuese suerte la idea funciono y poco a poco fue acercandose nuevamente a mi; desesperadamente trate de calcular el momento justo antes de que fuera demasiado tarde y lo logré atrape su cuerpo con la puerta y solo deje al descubierto su cabeza y asi sin darle tiempo a realizar ningun movimiento me abalanze sobre su craneo para acuchillarlo, no sabia cual era la mejor manera de darle muerte pero pensé que destrozarle la cabeza sería suficiente.

Asi que sin mas, una y otra vez le auchille sin vacilación ni remordimientos, la sangre tiño de escarlata el piso de mi baño y la hoja de mi arma pero ya no podía yo detenerme, una ansía asesina se habia apoderado de mi y no me detuve hasta que esta finalizo.

Ah pero tal hazaña no debia quedar sin registro y lanzando pestes a mi mujer por haberse llevado mi camara use el celular, este fue el resultado.


He aqui la feroz bestia despues de que acabé con ella.


Para que se hagan una idea de su tamaño, mi tenis es del 10 (no esoty presumiendo) espero les sirva de referencia.


Aqui un ejemplo mas claro de como quedo su cranéo.

Ante estas imagenes, de la manera en como quedo su paso al otro mundo ya se habia dado, ah cruel destino que me deparaba mas sorpresas justo cuando usaba el recogedor para sacarlo de mi casa el animal cobro vida nuevamente y comenzo a correr, asi que una vez mas me lanze en su persecucion, justo cuando estaba a punto de escaparseme logre inmovilizarla bajo la suela de mi bota y la acuchille nuevamente de manera desesperada busque donde se unia su cabeza con su columna y con un supremo esfuerzo seccione esta, un alarido broto de su garganta mientras la muerte acudia finalmente por el.

Asi pues por un momento contemple el dejarlo cerca para mostrarles a posibles competidores lo que les sucederia de acercarse a mi territorio, pero pense que podria ser contraproducente y atraer nuevos depredadores asi que lo avente lo mas lejos posible (al patio del vecino) limpie todos los estropicios y la sangre que se esparcio durante la batalla y finalmente pude sentarme a celebrar con una pipa de la victoria y alli me di cuenta que aun necesitaba el baño.

Espero que esto nunca vuelva a suceder, pero como es que sobrevivio despues de destrozarle el craneo? o como llego adentro de mi baño cuando tanto la puerta como la ventana estaban perfectamente cerradas? Son circunstancias sin explicacion que siempre me quitaran el sueño.

2 comentarios:

Lord Kevin Lomax dijo...

Dr. Belmont, me ha dejado sin palabras, tal desplante de valor que raya en sed de sangre es digno de admirarse. Es un alivio que siga vivo después de su cruenta batalla por la supervivencia y por la supremacía de su castillo. Felicidades.

Lord Kevin Lomax dijo...

Ya tengo Catan, y también Boom Boom Rocket. A ver cuando nos aventamos un catanazo.